Reseña del libro "Augusto González de Linares. Obra Completa"

 

RESEÑAS DE LIBROS/BOOK REVIEWS

 

RESEÑA DEL LIBRO "AUGUSTO GONZÁLEZ DE LINARES. OBRA COMPLETA"

 

Augusto González de Linares. Obra Completa. Edición y Estudio Preliminar de Carlos Nieto Blanco. Santander, Ediciones Universidad de Cantabria, 2014, 591 páginas. [ISBN 978-84-8102-697-9]

 

La compilación de obras completas de autores científicos españoles no es una tarea muy habitual entre nuestros historiadores de la ciencia. Por fortuna nos encontramos ahora con una excepción notable, la de la publicación de la Obra Completa del naturalista Augusto González de Linares, editada y anotada por Carlos Nieto Blanco en una edición de la Universidad de Cantabria, que cumple satisfactoriamente en la recuperación de la obra de uno sus científicos relevantes.

La obra de González de Linares hay que enmarcarla en la órbita de la filosofía krausista, esta extraña corriente de pensamiento alemana que anidó en el mundo hispánico tras la adaptación en España de Julián Sanz del Río, como ya estudiaron López Morillas, Diego Núñez y otros autores, haciendo este último hincapié en la deriva krausopositivista y ahora nos recuerda Carlos Nieto en las primeras páginas de su estudio. Como ya indiqué en otro lugar, el krausismo que se acercaba al positivismo y al evolucionismo, incluido el haeckeliano, se había hecho presente en las páginas del Boletín de la Institución Libre de Enseñanza, el órgano de expresión de la Institución Libre de Enseñanza que lideraba Francisco Giner de los Ríos y que acogió en gran medida al nuevo krausopositivismo.

Uno de los autores que más difundió indirectamente las teorías de Darwin y Haeckel en el seno de la Institución Libre de Enseñanza fue precisamente Augusto González de Linares, antiguo catedrático de Historia Natural en la Universidad de Santiago, separado por su activa participación en la llamada Cuestión Universitaria y ya conocido por su exposición del darwinismo en la misma Universidad, lo que había desatado una fuerte polémica en torno al asunto de la evolución en la sociedad gallega, como en su día nos relató Julio Caro Baroja en un excelente artículo sobre el “miedo al mono” de la sociedad española.

Xosé Fraga nos había descrito también cómo fue en esta época cuando Augusto González de Linares, bajo la dirección directa de Francisco Giner, intentó desarrollar un plan de Historia Natural que aceptaba un cierto evolucionismo dentro del monismo metafísico, sobre todo en su obra Ensayo de una introducción al estudio de la Historia Natural, publicada en 1873. Como indica Carlos Nieto Blanco en su quinto apartado de la introducción, el institucionismo fue esencial en la vida y la obra de este naturalista cántabro, y fue en su casa santanderina en 1875 donde se gestaron las bases de la Institución Libre de Enseñanza con el visto bueno de Azcárate, Giner y Ruiz de Quevedo.

También hay que recordar y esta edición lo hace, cómo en 1877, el Boletín de la Institución Libre de Enseñanza (BILE) –que anunciaba los nombramientos de Darwin y Haeckel como profesores honorarios de la Institución- resumía las conferencias de González de Linares sobre La Morfología de Haeckel: antecedentes y crítica. González de Linares había comentado la importancia general de Haeckel en la Filosofía y la Historia Natural, en tanto que destacaba a Lamarck y Darwin para la evolución orgánica o a otros como Burmeister o Jaeger en la extensión a los organismos del principio de las relaciones de simetría, establecida con anterioridad en la morfología de los cristales. González de Linares había explicado también la idea de unificación del mundo natural hasta llegar al monismo filosófico de Haeckel, para quien materia, forma y fuerza eran esencialmente iguales en organismos y seres inorgánicos, una afirmación que González de Linares consideraba plenamente fundada y que para él constituía una de las partes más notables de su teoría.

La importancia de González de Linares en el debate del evolucionismo fue esencial en la sociedad española y en los medios científicos, por lo que sus publicaciones recogidas en este volumen adquieren una notable importancia. En relación a Haeckel, con el que como hemos visto coincidía en algunos aspectos, fue también crítica en algunos aspectos como el relativo a una posible generación espontánea en la explicación del origen de la vida. Según esta hipótesis los primeros organismos brotaron de combinaciones complejas, cuyos elementos procedían de la materia inorgánica, dando lugar a organismos homogéneos llamados móneras, que después se diferenciaron hasta convertirse en células y organismos pluricelulares. Esta teoría fue criticada por González de Linares, quien afirmaba que todo individuo natural suponía otro preexistente o lo que era lo mismo, la vida se transmitía y no había autogonía, aunque parece que González de Linares consideraba positivamente la determinación haeckeliana de las diversas categorías de la individualidad morfológica empezando por el plastidio, cuyas características fueron explicadas también en el Boletín de la Institución Libre de Enseñanza, como recoge esta edición.

González de Linares criticaba también la idea de Haeckel, al que en algunos aspectos describe como más darwiniano que el propio Darwin, de que la materia subsistía independientemente del ser, lo que evidentemente iba en contra del idealismo monista de la filosofía krausista, y afirmaba que ésta era inherente al ser, como podía verse en la Naturaleza al considerar además que los astros podían ser considerados como “organismos”. Del propio Augusto González de Linares publicaba en 1878 la Revista de España un artículo titulado La vida de los astros, que al parecer correspondía a una de las conferencias pronunciadas en la Institución Libre de Enseñanza.

La edición que ahora nos presenta Carlos Nieto Blanco, quien analiza muy bien las contribuciones científicas de la obra de González de Linares en otro de los apartados de la introducción, recoge de forma ordenada la bibliografía del naturalista. Tiene además la virtud de incluir dos textos manuscritos prácticamente desconocidos, que nos ayudan a comprender mejor la órbita teórica del fundador de la Estación Marítima de Zoología y Botánica experimentales de Santander (1886), más tarde conocida como Estación de Biología marítima.

El primer texto inédito a resaltar es la propia tesis doctoral de Augusto González de Linares, realizada en 1871, sobre El concepto y relaciones de la Historia Natural, localizada en el Archivo Histórico Nacional. Es interesante ver cómo el naturalista cántabro busca la definición disciplinar de la Historia Natural como primera exigencia para la sistematización de conocimientos sobre el mundo natural, para después indagar sobre las posibles divisiones o partes que la componen. Como buen krausista busca además en su tesis doctoral la unión entre la parte experimental de la Historia Natural con la filosófica que le pueda dar sentido, en contra de los que abogaban por una ciencia natural puramente empírica y experimentalista. Se busca el estudio del cuadro de la Naturaleza en su estadio actual y en sus posibles transformaciones a lo largo de la historia, algo que da la perspectiva evolucionista en la ideología de González de Linares, que además cita a autores como Kant, Lamarck, Geoffroy Saint Hilaire o Darwin.

El segundo texto inédito que aparece en esta edición es el dedicado a La aparición de la vida en el organismo telúrico, un artículo sin fecha depositado en la Real Academia de la Historia, dedicado a las leyes que rigieron la aparición de la vida teniendo en cuenta las faunas y y floras fósiles.

El resto de la obra de Augusto González de Linares son textos publicados, desde su trabajo sobre Goethe publicado en La Enseñanza en 1866, sus reseñas en el Boletín Revista de la Universidad de Madrid en los años setenta, sus incursiones en el Boletín de la Institución Libre de Enseñanza retomando sus reflexiones sobre la Historia Natural, divulgación científica, bibliografía geológica, morfología terrestre, biología marina y sus críticas a Haeckel, los artículos en la Revista de España sobre geometría y morfología de la Naturaleza, evolución, geología, geografía y la vida de los astros, algunos escritos sobre su querida Estación Marítima de Santander, sus colaboraciones con la Sociedad Española de Historia Natural o con el diario El Globo y La Voz del Pueblo, en definitiva una colección magnífica para el estudio del pensamiento de González de Linares y su naturalismo krauso-evolucionista.

 

Miguel Ángel Puig-Samper
Instituto de Historia, CSIC

 

Copyright: © 2016 CSIC. Este es un artículo de acceso abierto distribuido bajo los términos de la licencia Creative Commons Attribution (CC BY) España 3.0.



Copyright (c) 2016 Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.


Contacte con la revista asclepio.cchs@cchs.csic.es

Soporte técnico soporte.tecnico.revistas@csic.es