Sexo y género en medicina. Una introducción a los estudios de las mujeres y de género en ciencias de la salud

 

RESEÑAS DE LIBROS/BOOK REVIEWS

 

Reseña del libro Sexo y género en medicina. Una introducción a los estudios de las mujeres y de género en ciencias de la salud

 

Cabré i Pairet, Montserrat; Salmón Muñiz, Fernando (eds). Sexo y género en medicina. Una introducción a los estudios de las mujeres y de género en ciencias de la salud. Santander: Universidad de Cantabria, 2013, 282 páginas [ISBN 8788481026757]

 

Sexo y género en medicina es fruto de un proyecto docente del grado en medicina de la Universidad de Cantabria. Los editores del libro, Montserrat Cabré y Fernando Salmón del Área de Historia de la Ciencia de esta universidad lo han diseñado como una herramienta para estimular en el alumnado la reflexión sobre los impactos de las jerarquías de género en la construcción del conocimiento médico y en la práctica médica: en sus propias palabras, que adquieran “la capacidad para reconocer el carácter sexuado del conjunto de saberes y prácticas que constituyen los sistemas de salud” (p.11). El producto final, en mi opinión, cumple este objetivo con creces. 


El libro lo componen nueve capítulos, seis de ellos traducciones de artículos y capítulos de libros publicados por primera vez en la década de los noventa en contextos anglófonos donde se han convertido en textos de referencia para la historia de la medicina, pero no han circulado hasta ahora en castellano. Los tres capítulos restantes son textos publicados por primera vez en castellano, incluyendo uno (Rosa María Osorio) escrito específicamente para formar parte del volumen. 


En la primera parte se analizan maneras en las que la ciencia y la práctica médicas inscriben los constructos culturales de la masculinidad y la feminidad en los cuerpos (o sus partes). El texto de Emily Martin trata de la sexualización de los gametos y de la proyección de valores de género sobre el papel de óvulos y espermatozoides en la fecundación humana, mientras el de Suzanne J. Kessler se centra en la gestión médica de los bebés intersexuales. Estos dos capítulos, ubicados, en mi opinión estratégicamente al principio del libro, ayudarán a lectoras y lectores a entender y cuestionar el papel de la ciencia y de la medicina en la construcción de género a través de dos ejemplos ilustrativos y muy llamativos.


Los capítulos que forman la segunda parte del libro versan sobre la diferencia sexual y las maneras en las que a lo largo de la historia la medicina la ha conceptualizado y perpetuado. Aquí encontramos la contribución de Montserrat Cabré y Fernando Salmón sobre los debates médicos acerca del aojamiento que se desarrollaron en los reinos hispanos al principio del siglo XVI. El capítulo relata cómo la mirada médica transformó una creencia popular de “mal de ojo” en una enfermedad, explicándola en el marco del galenismo y la filosofía natural. El capítulo de Sue V. Rosser, nos traslada al mundo de la investigación médica en Estados Unidos a finales del siglo XX. La autora discute varios ejemplos de sesgos androcéntricos en la investigación clínica, como el empleo de mayores recursos para investigar enfermedades típicamente masculinas, o la exclusión sistemática de mujeres de ensayos clínicos de medicamentos. La aportación de Lara Marks, en cambio, analiza desde la perspectiva de género los ensayos clínicos realizados principalmente con mujeres quizás más relevantes para la historia de la medicina: los primeros ensayos clínicos de la píldora anticonceptiva. Marks los analiza desde una óptica de la dificultosa y a veces imprevisible aplicación del modelo médico reduccionista al cuerpo femenino. Finalmente, el capítulo de Susan C. Lawrence y Kae Bendixen traza las representaciones de la diferencia sexual en los libros de texto de anatomía en Estados Unidos desde finales del siglo XIX hasta finales del siglo XX. Las autoras demuestran cómo durante este tiempo se continuaba representando los cuerpos de las mujeres como variantes de los cuerpos de los varones. 


La última parte está dedicada a las mujeres como agentes de salud. El capítulo de Ana Delgado, Ana Távora y Teresa Ortiz-Gómez se centra en las médicas de familia españolas a finales del siglo XX y las maneras en las que sus ideas sobre la feminidad afectan su práctica profesional. Rosa María Osorio, en cambio, explora el rol fundamental de madres como gestoras de salud de sus hijos. La autora estudia el caso de un área suburbana del estado de México a principios del siglo XXI ocupándose las maneras en las que las madres clasifican y también tratan las enfermedades infantiles antes de recurrir a la medicina institucional. Finalmente Kathy Davis dibuja las trayectorias de traducciones y adaptaciones internacionales de Nuestros Cuerpos, Nuestras Vidas, un libro concebido a finales de la década de los sesenta en Estados Unidos, que se convirtió en uno de los manuales feministas de salud para las mujeres más influyentes de la historia. 


Sexo y género en medicina es en mi opinión una publicación oportuna y muy necesaria. La selección y organización de los textos es muy relevante y lo convierte en el primer reader propiamente dicho sobre género e historia de la medicina publicado en España. En cuanto a sus posibles públicos, el alcance de Sexo y género en medicina será posiblemente más amplio que el que los editores tuvieron en mente diseñando el libro. Podrá ser un referente bibliográfico no solamente en el grado de medicina, sino también en programas de posgrado en historia de la ciencia, estudios de las mujeres, historia contemporánea, y también en cursos para profesionales de la medicina interesados en profundizar sobre la perspectiva de género. El esfuerzo de acercar las aportaciones clásicas para analizar diferentes aspectos de la práctica médica al público español, con traducciones de buena calidad, es otro gran mérito del libro. Lo único que he echado en falta ha sido la inclusión de algún texto sobre otras profesiones sanitarias en la parte dedicada a las mujeres como agentes de salud. Alguna aportación de la amplia historiografía social de la matronería o de la enfermería, por ejemplo, podría ampliar aun más su alcance a las “ciencias de la salud”, como anuncia la segunda parte del título del libro: Una introducción a los estudios de las mujeres y de género en ciencias de la salud. 


 

Por Agata Ignaciuk
Departamento de Historia de la Ciencia
Instituto de Estudios de las Mujeres y de Género
Universidad de Granada

 

Copyright: © 2014 CSIC. Este es un artículo de acceso abierto distribuido bajo los términos de la licencia Creative Commons Attribution-Non Commercial (by-nc) Spain 3.0.



Copyright (c) 2014 Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.


Contacte con la revista asclepio.cchs@cchs.csic.es

Soporte técnico soporte.tecnico.revistas@csic.es